Presión a vuelos que transportan animales de Laboratorio

Informes
Dos grandes compañías que transportan animales de laboratorio afirman cambiarán sus políticas a fin de no enviar mamíferos ni primates no humanos ante la presión de los activistas.

Traducido y adaptado por Micaela Ricca desde:

Nature | News
Journal name: Nature
Volume: 489,
Pages: 344–345
Date published: 20 September 2012
DOI: 10.1038/489344a

Presión a vuelos que transportan animales de Laboratorio

Meredith Wadman

Dos grandes compañías que transportan animales de laboratorio afirman cambiarán sus políticas a fin de no enviar mamíferos ni primates no humanos ante la presión de los activistas.

Palabras claves: transporte aéreo, cambio de políticas de transporte aéreo de animales. PETA.

Para los investigadores que confían en empresas que crían, venden y envían animales de laboratorio desde otros países, las opciones se restringen nuevamente. Esta semana, miembros de “Gente para el tratamiento ético de animales” (PETA por sus siglas en inglés) anunciará que ha obtenido declaraciones por escrito de dos de las más grandes operadoras de carga aérea en todo el mundo, FedEx y UPS, para que no se transporten mamíferos para uso en experimentación. UPS dice que también está planeando "restringir" aún más una excepción que permite el transporte de anfibios, peces, insectos y otros invertebrados.

Actualmente, ninguna empresa envía grandes cantidades de animales de laboratorio. Pero PETA, un grupo activista de Norfolk, Virginia, exigió declaraciones y garantías por escrito de los transportistas como una forma de excluir alternativas para los vendedores de animales de laboratorio y sus clientes, que son los que se enfrentan cada vez más con las prohibiciones de transporte por las aerolíneas de pasajeros. "Si bien FedEx y UPS no transportaban muchos animales, nos pareció fundamental anticiparnos e ir a la fuente para discutir el tema. A raíz de las restricciones de las otras líneas aéreas sabíamos que los interesados en transportar primates no humanos llegarían a ellos como alternativa y consecuencia de la negación de transporte por parte de compañía menores" dice Kathy Guillermo, vicepresidente senior de PETA.

Los compromisos de FEDEX y UPS con PETA tendrán un impacto directo sobre algunos investigadores. "Estoy profundamente preocupado" dice Darcy Kelley, un neurobiólogo en la Universidad de Columbia en Nueva York, que estudia sistemas neuronales y musculares involucrados en la comunicación vocal en la rana Xenopus. Las empresas de adquisición de los xenopus que utiliza Kelley incluyen a Nasco en Fort Atkinson, Wisconsin; Xenopus uno en Dexter, Michigan; y Xenopus Express de Brooksville, Florida — todas los anfibios que se adquieren son transportados por aire mediante UPS para entrega al día siguiente. Perder el acceso a las ranas debido a obstáculos de envío "retrasaría en años mi investigación" dice Kelley. "Los Xenopus hembras tardan dos años para llegar a la madurez sexual. Y mantener una colonia de animal es una gasto económico muy importante".

“Para aquellos que estudian con modelos mamíferos, las políticas restrictivas de FedEx y UPS pueden tener poco impacto inmediato. Ninguna de las dos empresas se utilizan para transportar primates no humanos internacionalmente”, dice Michael Hsu, Presidente de las empresas compartidas en Richlandtown, Pensilvania, que mantiene una colonia de primates en Shanghai y envía animales a los Estados Unidos vía aérea. En los Estados Unidos, muchos otros animales de laboratorio son enviados por camión a nivel nacional. Pero aunque las declaraciones de FedEx y UPS pueden ser simbólicas, sugieren que los investigadores son incapaces de hacer frente y defender el uso de animales de laboratorio, con lo cual se marca otro éxito para grupos como PETA.

Muchas compañías aéreas de pasajeros ya no transportarán primates no humanos después de ser confrontadas por PETA y otros grupos activistas a favor de los animales (ver Nature 483, 381–382; 2012). United Airlines y Air France se encuentran entre los pocos que no han descartado transporte de primates. Air Canada está solicitando a la Agencia de transporte canadiense el permiso para cesar el transporte de animales. Ahora, PETA está extendiendo su campaña a otras especies y a los transportistas de carga. Las compañías de transportes internacionales terrestres y marinas también están bajo presión. En marzo, las dos navieras que transportan roedores de laboratorio en el Reino Unido dijeron que detendrían la práctica.

FedEx, con sede en Memphis, Tennessee, dice que su compromiso de no enviar animales refleja una política que tiene al menos cinco años. "Hubo una decisión activa, especialmente aquí en los Estados Unidos, no era la forma cómo queríamos hacer negocios," dice Shea Leordeanu, Gerente de relaciones públicas globales para la empresa. Ocasionalmente, FedEx, el embarcador líder mundial de carga, transporta animales — por ejemplo, entregó caballos para los eventos ecuestres en los Juegos Olímpicos de Londres, pero sólo con dispensa especial. Bajo dichas exenciones en los últimos años, los envíos internacionales como varias docenas de ratones de investigación han viajado por FedEx anualmente, dice Leordeanu. "Sin embargo, FedEx no ha transportado ningún ratón en muchos meses," añade, porque los clientes no han solicitado sus servicios.

"No consideramos que el envío de animales sea un mercado para nosotros, ya sea económicamente u operacionalmente".

UPS, basado en Atlanta, Georgia, ha limitado los envíos de animales durante más de una década. Con raras excepciones, transporta sólo anfibios, crustáceos, peces, insectos, moluscos y algunos lagartos y tortugas. "Actualmente estamos en proceso de establecer procedimientos para restringir esos envíos," dice Norman Black, director de servicios de medios de comunicación mundiales para UPS, pero "el hecho de que estamos considerando las restricciones no significa una prohibición plana". La política de la empresa, dice, está "basada en nuestros principios de sostenibilidad y en nuestras decisiones de marketing. No consideramos que nuestro objetivo sean los envíos de animales, ya sea económicamente u operacionalmente".

Perder la opción de envío de ranas por UPS sería "desastroso" para su compañía, dice Burley Lilley, Presidente de Xenopus Express, que atiende a alrededor de 100 clientes académicos a lo largo de los Estados Unidos. "Parte de la razón de que nuestro negocio sea bueno y que los animales lleguen vivos es porque usamos UPS".

Charles Hewett, Vicepresidente Ejecutivo y director de operaciones en el laboratorio Jackson de Bar Harbor, Maine, dice que menos del 10% de los modelos murinos que venden son transportados desde Estados Unidos vía aérea, la mayoría se transportan internamente en camiones de 18 ruedas.

"No usamos FedEx, no usamos UPS y de hecho creemos muy firmemente que nuestros ratones deben ser transportados únicamente por empresas de transportes que han sido entrenadas para entender los requerimientos de los animales," dice Hewett.

No obstante, Hewett dice que le resulta "preocupante que los liderazgos corporativos de UPS, FedEx y otros cedan a la presión de una pequeña minoría y pasar por alto la importancia de lo que hacemos para prevenir, curar y tratar enfermedades humanas."

Para muchos de sus envíos internacionales, Jackson utiliza un contratista, Charles River Laboratories en Wilmington, Massachusetts, no respondió ante la solicitud de comentarios. La campaña de PETA ha tenido un impacto en Charles River Laboratories en al menos una instancia. En 2010, menos de 24 horas después de que PETA publicó una foto de beagles en la bodega de un avión de Lufthansa en el aeropuerto JFK de Nueva York, la aerolínea alemana dijo que ya no enviaría perros y gatos para investigación. Los perros estaban en tránsito hacia una instalación de Charles River Laboratories en Escocia.

PETA dice que sistemáticamente se está acercando a las empresas de transportes de carga más importantes del mundo, ejerciendo presión sobre los envíos nacionales e internacionales. En la India, por ejemplo, el Instituto Nacional de Nutrición del Gobierno (NIN), en Hyderabad, contrató a Air India para el envío de ratones a investigadores y empresas en todo el país. "Desde Hyderabad a Delhi en tren llevaría más de 30 horas", dice Madan Chaturvedi, Decano de Investigación de Ciencias de la Vida en la Universidad de Delhi. Si Air India no transportara los animales, la investigación de su institución "definitivamente sufriría", dice.

En respuesta a la presión de la PETA en India, Air India escribió al dicho grupo en donde declara que "nosotros... no aceptamos transportar animales con fines experimentales." Asimismo, el 23 de agosto pasado, Air India emitió una circular donde todos sus directivos y personal de carga debieron declarar que "Air India no transporta animales vivos con fines experimentales'". Pero Kalpagam Polasa, director interino en el NIN, dijo a Nature la semana pasada que continúan los vuelos semanales para transporte de animales desde su Instituto mediante Air India, etiquetados en la categoría de 'animal vivo' y que el costo aumentó 3 veces. La aerolínea no respondió ante la solicitud de comentarios al respecto.

Muchos científicos se encogen de hombros ante el impacto personal en la evolución de las políticas del transporte de carga, dice Joseph Haywood, Vicepresidente de la política en Ciencia de la Federación Americana de Sociedades para la Biología en Bethesda, Maryland y Vicepresidente para asuntos regulatorios de la Universidad Estatal de Michigan en East Lansing, donde es responsable del transporte de animales para la Universidad. Pero, dice, "cuando necesitan un modelo específico de animal para una pregunta crítica, si o si necesitan tener ese modelo. Este podría estar cruzando la calle o al otro lado del mundo ya que nos estamos moviendo hacia la ciencia global".

Comentarios

Seguiremos ofreciendo un espacio para todos aquellos que quieran participar y colaborar en esta cruzada educativa, porque tenemos muy claro que estaremos constantemente: “Aprendiendo de los Animales de Laboratorio”.

Magazine Bioterios.com

Back to Top