Dra. Christiane Dosne Pasqualini

Entrevistas
Se inició en la investigación en biomedicina junto a Hans Seyle, en McGill University, Montreal, obteniendo un Ph.D. en medicina experimental en el año 1942. En ese año llega a Buenos Aires con una beca de la Federación Canadiense de Mujeres Universitarias para trabajar con Bernardo A. Houssay.

Christiane Dosne Pasqualini se inició en la investigación en biomedicina junto a Hans Seyle, en McGill University, Montreal, obteniendo un Ph.D. en medicina experimental en el año 1942. En ese año llega a Buenos Aires con una beca de la Federación Canadiense de Mujeres Universitarias para trabajar con Bernardo A. Houssay. Tiene más de cuatrocientos trabajos publicados, es miembro del Comité Editorial de la revista Medicina (Buenos Aires) desde 1967 e investigadora Emérita del CONICET. Tiene en su haber medio siglo de experimentación ininterrumpida tratando de determinar el origen de las células cancerosas y de dilucidar la función bivalente del sistema inmune durante el crecimiento tumoral. Orientada hacia la hematología, organizó la Sección Leucemia Experimental del Instituto de Investigaciones Hematológicas (Academia Nacional de Medicina de Buenos Aires), donde, a lo largo de los años, contó con el apoyo incondicional de FUNDALEU y del CONICET, cuyas becas fueron, la mayoría de las veces, el primer eslabón de los sesenta investigadores que con ella se formaron.

Viajemos imaginariamente al año 1942: usted llega a Argentina con 22 años, sin saber español, viajando en barco, en plena guerra mundial y para trabajar al lado de Bernardo A. Houssay. ¿Qué expectativas tenía? ¿Cómo fue ese viaje? ¿Se respiraba el clima de guerra? ¿Qué información tenía sobre el doctor Houssay antes de embarcarse? 

 

Pedir la beca fue una casualidad - un tiro al aire, una verdadera aventura. Había leído esa mañana un trabajo de Houssay en la Revista de la Sociedad Argentina de Biología (que no podía leer en su totalidad porque no sabía español) a través del resumen en francés en Comptes Rendus de la Société de Biologie de Paris. Como tenía que esperar para una entrevista y ví el formulario lo llené inventando en el momento todo un proyecto sobre la hipófisis y la reacción de alarma ... y la beca salió....

El clima de guerra estaba todo alrededor, incluso con mis compañeros canadienses que se iban al frente; pero tenía 22 años, era ingenua y pensaba en mis experimentos en ratas...

No tenía más información sobre Houssay que sus publicaciones, pero Selye lo había conocido el año anterior en un Congreso de Endocrinología en Montevideo y apoyó mi pedido de beca diciéndome que había elegido muy bien.

PasqualiniCon Houssay y los ayudantes de Fisiología, 1943

¿Cómo fue estudiar y trabajar como científica en un medio en el que las mujeres casi no tenían oportunidades?

Nunca me molestó ser casi siempre la única mujer en el laboratorio. Nunca sentí discriminación y siempre me fue muy bien. Curiosamente, de los 60 investigadores que se formaron alrededor mío, 30 son varones y 30 mujeres (estas últimas, más recientemente).

Descríbanos brevemente cómo se trabajaba con los roedores de laboratorio en las décadas de 1940-1950.

PasqualiniSé que eso le interesa particularmente...Hans Selye trabajaba casi únicamente en ratas y no eran endocriadas en aquel entonces. Había muchas ratas para cada experimento y recuerdo que la mañana que me llamaron al laboratorio para anunciarme que había ganado la beca tenía que matar 60 ratas (3 grupos de 20) para un experimento. Se mataban con una abrupto incisión en la carótida sosteniendo la rata por debajo del cuello y se recogía la sangre en un tubo de ensayo. Selye era muy buen cirujano y había inventado la hipofisectomía a través de la boca. Virgilio Foglia había venido especialmente para aprender esta técnica el año antes de mi llegada al laboratorio. Selye volvía al laboratorio los domingos a la mañana para ensayar técnicas quirúrgicas en ratas y como yo vivía cerca, muchas veces venía a ayudarlo. La que estaba desesperada era mi madre: cuando venía a verme al laboratorio me decía “Tu devrais avoir un bébé dans les bras au lieu de cette sâle bête” (deberías tener un bebé en los brazos y no esa sucia bestia).
En 1942 Houssay trabajaba con sapos y perros, y estaba empezando un criadero con ratas. A Houssay no le interesó mi tema y decidimos que me acoplara a su trabajo: le gustaba hacer la hipofisectomía en el sapo al lado mío y por otra parte estaba siempre en todo y con todos alrededor - curiosamente su vocación y motivación eran muy similar a las de Selye (Canadá y Argentina, tan lejanos!). Yo colaboré en perfeccionar la pancreatectomia en sapos y en ratas, con Foglia, y de paso les enseñe los “trucos” que manejaba en ratas, ya que recién llegaban a ese Instituto...como sacar sangre de la jugular o de la carótida o del corazón....

En 1943, en Santiago de Chile, en el laboratorio de Alejandro Lipschütz se trabajaba exclusivamente en cobayos (guinea pigs): inventé un método intraesplénico para introducir un pellet de hormona debajo de la cápsula del bazo (para su inactivación en el higado). Este método me sirvió años más tarde en ratones.

PasqualiniEn 1948-55 en el Instituto Nacional de Endocrinología teníamos un bioterio de ratas, ratones, cobayos y hasta palomas para medir la prolactina a través del “buche” .....

En 1957 cuando empecé a trabajar en leucemia y oncoinmunología lo primero que hicimos fue montar un criadero o biotero de ratones endocriados (consanguíneos). Mi lema era emplear el ratón durante su vida entera (2 años) para así ganarles a los Americanos que sólo hacían experimentos de corta latencia (además de comprar –no producir- sus roedores). Nuestros mejores resultados fueron a largo plazo: por ejemplo, la inducción de cáncer de mama por progesterona tiene una latencia promedio de un año. Desde entonces todo nuestro trabajo está basado sobre un bioterio de 8000 ratones (El Dr. Fernando Benavides me ayudó muchísimo para mejorar ese bioterio, que sigue siendo “casero”).

¿Qué significó para usted ser la primera mujer con sitial en la Academia Nacional de Medicina de Buenos Aires?

Esto no me lo esperaba y rompí el dogma de “nunca se es profeta en su casa” (sic). Yo trabajo en un Instituto de la Academia. Me sentí muy honrada y especialmente contenta porque se me abrían posibilidades “vitalicias”: los Académicos no se jubilan!

PasqualiniIncorporación a la Academia Nacional de Medicina, 1991

¿En su profesión le ha quedado algún sueño por cumplir?

Volver a los 22 años y tener a mi marido conmigo de nuevo ....ambos imposibles.

¿Qué consejo le daría a los jóvenes científicos que deben emigrar de su tierra por falta de oportunidades?

Es difícil el tema. Para Houssay estaba bien formarse en el exterior (dos años, no más) y había que volver: “la ciencia no tiene patria, pero los investigadores sí”, decía. Ojalá las circunstancias del país permitieran condiciones adecuadas para la vuelta...pero no es siempre así...sé que los que se van quisieran volver pero...

PasqualiniCon investigadores: Daniel Bonfil, Fernando Benavides, Raúl Ruggiero, Oscar Bustuoabad, Lucas Colombo, Claudia Lanari, 1991.

¿Cómo surge la idea de hacer su autobiografía “Quise lo que hice”?

PasqualiniCuando se enfermó mi marido y no podía caminar me acordé de los cuatro paquetes de “cartas a mi mamá” que ella había guardado y empecé a mirar las cartas ...y empecé a escribir para hacerle compañía a Rodolfo, quien al principio se interesaba y luego no pudo más....y así del 2002 al 2004 escribí ...y luego dos años para encontrar una Editorial...también por casualidad... y LEVIATAN resultó muy buena...y salió el libro en noviembre de 2007.

¿Usted nos donaría un libro para sortear entre nuestros usuarios de Bioterios.com?

Le dono diez ejemplares de mi autobiografia para rifar junto a otros diez ejemplares del libro “Investigación en cáncer y citogenética” (EUDEBA), escrito, este último, para despertar vocaciones en ciencia. Mi recomendación es rifar los dos juntos: lo que me interesa es que estos libros se lean, especialmente en los laboratorios de investigación (y en Chile, dicho sea de paso).

Le agradecemos a Fernando Benavides por la ayuda con la preparación de la entrevista de la Dra. Christiane Dosne Pasqualini.

Comentarios

  • Evangelina Terán: 02 jul 2013

    Excelente el libro de la autobiografía, para mí fue una inspiración para continuar con mi pasión que es la investigación.


  • Raul Cayre: 21 jul 2013

    Cualquier cosa que podamos decir en relacion a la Dra. Pasqualini, es poco. Excelente investigadora, formadora de muchos investigadores y una vida dedicada a la ciencia. Mis mas sinceras felicitaciones parea ella.


  • susana calot ibarbalz: 10 oct 2014

    Leí el libro de la Dra. hace años ya. Una joya . Soy presidente de ACIERA Mujer y quisiéramos entregarle un premio en el “Día internacional de la mujer”, actividad que realizamos desde hace 10 años en la Legislatura Porteña (Salón Dorado). Necesito contactarme con la Dra. para hacerle el ofrecimiento de esta distinción, serían amables de darme algún contacto? Muchas gracias, Susana Calot Ibarbalz.


Seguiremos ofreciendo un espacio para todos aquellos que quieran participar y colaborar en esta cruzada educativa, porque tenemos muy claro que estaremos constantemente: “Aprendiendo de los Animales de Laboratorio”.

Magazine Bioterios.com

Back to Top